Cómo Eliminar y Ahuyentar los Sapos

Los cuentos de hadas alguna vez te hablan sobre un sapo que se vuelve príncipe, pero la verdad realmente es otra. Ciertamente, los sapos pueden ser toda una plaga que puede ser una gran molestia.

Desde su apariencia algo babosa hasta los estragos que pueden hacer, no querrás ver a estos anfibios en ninguna parte, incluso ni en los cuentos. No solo eso, puede ocasionar graves lesiones a tus familiares y hasta la muerte de tus mascotas.

Para evitar cualquier incidente del cual te puedas arrepentir, conoce todo sobre los sapos, qué les afecta y cómo puedes acabar con ellos.

¿Por qué se deben matar los Sapos?

Los sapos no son peligrosos para los seres humanos, incluso los que son venenosos. Estos últimos lo máximo que ocasionan es que, si los tocas con tus manos y luego tocas tus mucosas como los ojos o la boca, te puede producir una gran irritación.

Para los adultos es fácil tratar cualquier tipo de irritación provocada por el sapo. Pero el problema es grave cuando es un niño quien ha tenido contacto con este anfibio y las irritaciones pueden complicarse por completo.

Pero esta situación cambia por completo para los animales de menor tamaño, especialmente tus mascotas. Los animales son muy curiosos y pueden oler, morder y comerse un sapo y tal vez no te des ni cuenta.

En el caso de que lleguen a lamer o comerse un sapo pueden provocarles grandes lesiones en sus hocicos, lengua, estómago, y hasta problemas en la piel. Si se llegan a comer o lamer un sapo venenoso, puede provocarles graves convulsiones y hasta la muerte.

¿Cómo eliminar los Sapos?

Si ya en tu cultivo o jardín existen muchos sapos y ya no sabes que hacer para acabar con estos, entonces sigue algunos de nuestros consejos para que te deshagas de ellos y no los vuelvas a ver más.

Exponerlos al calor

No solo te vas a enfrentar a los sapos en su fase adulta, sino que te encontrarás en tu piscina, charcos o cualquier sitio que haya agua estancada, los huevos y renacuajos.

Si los dejas allí, estos eclosionan y crecen hasta volverse los sapos que te estarán molestando.

Para evitar futuros sapos molestos, con ayuda de una red saca los huevos y renacuajos, colócalos en una superficie seca y exponlos al calor del sol. De esta manera, estos morirán y evitarás que salgan nuevos sapos.

Plaguicidas

Los sapos van detrás de los insectos que puedan estar en tu jardín y cultivo y por ello permanecen por mucho tiempo.

 Entonces, para eliminar a estos anfibios debes acabar con los insectos que son su alimento.

Deberás echar plaguicidas para poder eliminar los insectos y así no tengan motivo los sapos de visitarte.

Además, si estos llegan a comerse los insectos que han sido afectados por los plaguicidas, estos también pueden envenenarse y fallecer.

Ponlos a hibernar

Cuando hay temperaturas muy bajas, los sapos entran en una fase de hibernación hasta que haya un buen clima. Aprovecha esta cualidad para poder deshacerte de estos anfibios.

Tan solo deberás atrapar los sapos y meterlos en tu congelador y estos se dormirán.

Una vez en este estado, puedes transportarlos en una caja a un sitio lejos de tu casa como un río o lago, colócalos allí y ellos poco a poco despertarán y harán su vida en su nuevo hábitat.

¿Cómo ahuyentar a los Sapos?

Aunque ya hayas conseguido acabar con los sapos que te atormentaban, en el futuro es muy probable que estos regresen. Para que no vuelvan a entrar, debes ahuyentarlos con algunos de los tips que te damos a continuación.

Producto ahuyentador de sapos

Este producto puede usarse como un compuesto que funciona muy bien sapos.

Antilimaco Ferramol 1 kg
  • Para preguntas estamos a su disposición.

Rocíalos con sal

La piel de los sapos es muy delicada ante ciertos elementos, los cuales les puede irritar muy fuerte y hasta provocarles la muerte. Uno de esos compuestos tóxicos para ellas es la sal que le provoca graves lesiones y no querrán tocarla.

Cuando veas un sapo, puedes rociarles sal y estos huirán y no querrán volver a acercarse al lugar. Debes tener cuidado de no regar mucho la sal, especialmente en la tierra y en las plantas debido a que puede secarlas y tampoco crecerá nada en el lugar.

Salvia

Está indicada como una planta para ahuyentar sapos ya que puede llegar a ser muy desagradables para los sapos.

Como bien sabes, estas tienen un olor muy penetrante que nos agrada pero que a estos anfibios les desagrada.

DCIM\100MEDIA

Tan solo planta o ten macetas con matas de salvia a lo largo de tu propiedad o por donde sepas que acceden más los sapos. No solo tendrás estas hojas para tus comidas a la mano, sino que también tendrás alejados a estos anfibios.

Remedios caseros

Apartando los químicos de los plaguicidas y los elementos de la naturaleza que te pueden ayudar a acabar con los sapos, puedes utilizar remedios caseros para eliminar o ahuyentar a estos anfibios.

Así que mira el remedio que te traemos para que alejes por completo a estos animales que tanto malestar te ocasionan.

Café

Al igual que la salvia, el café es otro elemento que no toleran los sapos. Pero, no solo no lo soportan por su olor, sino que tampoco pueden tener contacto con este sin que les ocasione alguna lesión a su piel.

Para hacer una mezcla letal anti sapos, mezcla una parte de café molido con otra parte de sal y espárcela en los lugares donde más transitan los sapos. Al tener un primer contacto con esta mezcla mortal, no querrán volver a pasar y no los volverás a ver.

Descripción general de los Sapos

Los sapos son anfibios que forman parte de la familia de los anuros, los cuales poseen cuatro patas siendo las traseras las más fuertes.

Se suelen confundir con las ranas e incluso se llega a decir que los sapos son los machos, pero esto no es así.

Una de las principales características que diferencia a los sapos de las ranas es su piel, la cual es rugosa, con una sensación seca y áspera.

Por otro lado, los sapos tienen unas tonalidades de piel bastante oscura, en su mayoría tienen colores pardos y apagados.

Otra gran cosa que caracteriza a los sapos, es que estos pueden permanecer mucho tiempo alejados del agua. De hecho, pueden permanecer lejos del agua durante días y hasta semanas y hasta se ocultan debajo de la tierra.